Donald Trump llega a Mar-a-Lago para reunión con líderes caribeños

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó este viernes a Palm Beach (sureste de Florida), donde se reunirá con los gobernantes de varios países caribeños, para tratar de la cooperación regional y de la crisis en Venezuela.

Trump fue recibido por una multitud de seguidores en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, que le aplaudieron y le hicieron firmar gorras con su lema “Make American Great Again”, y también hizo unas breves declaraciones a los periodistas.

En un momento, recogido por los canales locales de televisión, exhibió un mapa para demostrar que el último reducto del califato del grupo terrorista islámico Estado Islámico (EI) en Siria ha sido eliminado “ciento por ciento”, como dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanderes.

El presidente se trasladó desde el aeropuerto a Mar-a-Lago, la propiedad que tiene en Palm Beach, donde se celebrará hoy viernes una reunión con los presidentes de República Dominicana, Danilo Medina, y Haití, Jovenel Moïse, y los primeros ministros Hubert A. Minnis, de Bahamas, Andrew Holness, de Jamaica, y Allen Michael Chastanet, de Santa Lucía.

El mandatario estadounidense “utilizará esta reunión como una oportunidad para agradecer a estos países su apoyo a la paz y la democracia en Venezuela”, dijo este martes la Casa Blanca.

Además, se busca con esta reunión “fortalecer la cooperación en seguridad y enfrentar las prácticas económicas depredadoras de China”, agregó la Casa Blanca.

Entre los funcionarios que están junto a Trump y la primera dama en la reunión se encuentran el jefe de gabinete interino, Mick Mulvaney, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, y Jessica Bedoya Hermann, directora para Asuntos de Centroamérica y el Caribe del Consejo Nacional de Seguridad.

El ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, uno de los funcionarios que acompaña al presidente Medina en Florida, dijo a la prensa que “se tratarán temas regionales y bilaterales” y destacó la “relación fluida” con Estados Unidos, “el principal aliado y socio comercial” de su país.

Preguntado sobre la posibilidad de que en el encuentro se hable sobre la relación entre República Dominicana y China, país con el que estableció relaciones diplomáticas el 1 de mayo de 2018, Peralta dijo que se tratarán temas regionales, aunque subrayó que cuando se habla “con un amigo” se debaten “los temas de interés para ambos”.

Bahamas, Haití y República Dominicana forman parte del medio centenar de países en el mundo que, liderados por EE.UU., han reconocido al líder opositor venezolano Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela.

Santa Lucía y Jamaica, por su lado, defienden el principio de no interferencia en Venezuela, por lo que siguen reconociendo al Gobierno de Nicolás Maduro.

La mayoría de los líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom) reiteraron su posición de “no interferencia” en los asuntos venezolanos en su reciente reunión interanual celebrada en San Cristóbal y Nieves el pasado mes y a su vez se mostraron partidarios de buscar una solución pacífica a la crisis venezolana.

El primer ministro de Santa Lucía, Allen Chastanet, subrayó este jueves que espera que el encuentro en Mar-a-Lago sea una oportunidad para profundizar en las relaciones entre Estados Unidos y el Caribe.

Algunos de los temas a tratar serán “seguridad, energía, oportunidades de inversión y ampliación del comercio”, según un breve comunicado de la oficina de Chastanet, en el que detalló que el tema de la crisis en Venezuela también estará sobre la mesa. EFE

ar/abm/lnm


<< Más información aquí >>

Noticias Destacadas