A poco más de cinco meses Melvin López aún no es confirmado en la selección de basket

Se trata de 168 días para comenzar la Copa Mundial de Baloncesto, China 2019 (agosto 31/ septiembre 15), que igual se puede ver como que restan 5.6 meses ó 24 semanas y todavía el nombre del dirigente de la selección nacional dominicana está en un limbo.

Aparentemente estaba fijado que Melvin López iba a ser el dirigente de la selección hasta donde llegue el proceso rumbo al Mundial, pero después de clasificar al conjunto, eso no está claro.

López cumplió su parte, pero todavía se desconoce de manera oficial si él será el capataz de los 12 de China, aunque el presidente de la Federación Dominicana de Baloncesto, Rafael Uribe ofrece una respuesta salomónica: “Hasta ahora, Melvin López es el dirigente”. La fase adverbial deja a López con un 50-50 en porcentaje con el timón de la selección.

“Es extraño que la Federación no haya designado al entrenador, la verdad, la verdad, que no lo entiendo”, señala el exjugador y exseleccionador de la selección, José -Boyón- Domínguez. “Pasa también que a veces la Federación lo que digan los que gerencian la selección, ahí es que está el problema de Melvin”.

El pasado reciente muestra que los mánagers dominicanos se mueven con la inseguridad de si serán el capataz oficial de un torneo grande. Algo irónico, pues salvo dos o tres jugadores, el grueso de la selección es producido aquí, por técnicos de aquí. “Yo gané CentroBasekt (2004) y al año siguiente para el Premundial pusieron a Keith Smart, aquí mismo. Para el Premundial me quitaron”, recuerda Domínguez.

Para el inmortal de este deporte, ya es el momento de considerar a Melvin.

“Vamos a esperar que los que manejan la selección -entiendan- que ya les toca -a los dirigentes dominicanos-, por ejemplo a Melvin (López), que acaba de ganar, que no se lo están regalando, se lo ganó”.

La expresión “se lo ganó” fue marcada de forma aguda por Domínguez, al entender que no siempre tuvo el mejor equipo en sus manos.

Aun cuando forman a los jugadores locales, hay una discordancia, entiende Domínguez. “No podemos dirigir los mundiales”, señala. “Esas son realidades que estamos viviendo. Melvin se ganó lo suyo, se lo ganó con un equipo que tú no sabías qué iba a llevar República Dominicana. Esos muchachos clasificaron a base de esfuerzo, porque no teníamos el gran equipo”.

Derecho de la Federación

En el caso que ocupa, el próximo Mundial de 2019 habría que esperar si López será el capataz. En caso contrario, ¿sería una desconsideración o una falta de respeto? el negarle la posición.

“Pudiese ser –una desconsideración- porque ellos manejan su Federación, ellos saben lo que tienen que hacer”, explica Domínguez. “Faltarnos al respeto es suspendernos, botarnos, pero que pongan a otro por uno de nosotros, no. Ese es su derecho.


<< Más información aquí >>

Noticias Destacadas